La radiografía del tórax es una de las exploraciones complementarias que son fundamentales para una aproximación diagnóstica de los pacientes en estudio, desempeñando a su vez un papel muy importante en el control de la evolución del paciente, así como en la toma de decisiones sobre la conducta terapéutica.

Para el estudio elemental de la radiología pulmonar se requieren una radiografía posteroanterior (PA) y una de perfil izquierdo, que proporciona información sobre las zonas no visibles en la PA, como la retrocardíaca y los senos costofrénicos posteriores.

La lectura radiológica debe ser cuidadosa y metódica, comenzando por un análisis global en el que se valores las características técnicas con que se ha realizado la radiografía.

Inicio

Servicios

Chequeo preventivo

Pierda peso!

Preoperatoria Express!

Evaluación Preoperatoria

Preguntas frecuentes

Directorio

Enlaces

Contáctenos

Blog

Radiografía del tórax PADespués de una visión global de la radiografía de tórax, es aconsejable efectuar un análisis sistemático en el que se tomen en cuenta:

  1. El análisis del marco óseo y las partes blandas, incluyendo los rebordes costales y senos costofrénicos.

  2. La valoración del volumen respectivo de cada uno de los pulmones.

  3. El análisis de la silueta cardíaca, en el que se valoren el tamaño, forma, así como los elementos característicos del borde de la silueta.

  4. Los hilios pulmonares: Se ha descrito que el izquierdo es ligeramente más grande y aparente que el derecho. Debe observarse la presencia de otras lesiones como adenopatías locales.

  5. El mediastino: Su forma, anchura y posible existencia de prominencias que puedan sugerir la existencia de procesos linfoproliferativos

  6. Diafragmas y senos costofrénicos: Ambos diafragmas deben mostrar una convexidad similar y estar a la misma altura, aunque el derecho puede estar 1 cm más alto que el izquierdo y en cualquier caso, los senos costofrénicos deben mostrarse como dos ángulos muy agudos y absolutamente libres

  7. Los campos pulmonares, de los que su correcta interpretación requiere un estudio metódico de cada una de las regiones radiológicas siguientes:

    1. Región apical o vértices pulmonares.

    2. Regiones infraclaviculares.

    3. Campos medios y regiones parahiliares.

    4. Campos inferiores o basales.

    5. Regiones supradiafragmáticas.

Sólo después de analizar cada una de las zonas señaladas se estará en condiciones de detenerse en una imagen unilateral o bilateral que altere la forma, la densidad radiológica y el dibujo de los campos pulmonares. Dicha alteración podrá consistir en un aumento de la claridad radiográfica o, por el contrario y con más frecuencia, en una disminución de la misma.

En ocasiones, el examen radiográfico convencional se completa con otro tipo de proyecciones que permiten delimitar mejor las características de la patología observada.

Referencias:

Roca, J. y Xaubet, A. Exploraciones complementarias. FARRERAS-ROZMAN. Medicina Interna. Duodécima edición. Ediciones Doyma. pp: 683-686

 

 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 

Publicidad

 
 
 

Última actualización: junio 30, 2013

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve