Interpretación de los exámenes de laboratorio clínico

 

Las pruebas de tolerancia a la glucosa

 

Son pruebas que miden la capacidad para metabolizar la glucosa. Las personas que padecen de diabetes mellitus tienen altos niveles de glucosa en la sangre y las pruebas de tolerancia a la glucosa son una de las herramientas para diagnosticarla.

 

Este examen también se realiza para diagnosticar diabetes mellitus en estudios investigativos que involucren a los diabéticos y en casos en los que se sospeche la presencia de esta enfermedad, a pesar de haber realizado un examen en ayunas de glucosa en sangre, con resultados normales, así como para el diagnóstico de alteración de la tolerancia glucosada y de hiperinsulinismo (elevación de los niveles de insulina).

 

Los métodos más utilizados más comúnmente para evaluar la tolerancia a una sobrecarga de glucosa pueden ser:

  1. Pruebas de tolerancia utilizando una dosis única oral de glucosa.

  2. Pruebas de tolerancia con una dosis intravenosa de glucosa.

La prueba más común de tolerancia a la glucosa es la oral. Después de una noche de ayuno (8 a 14 horas), se toma una muestra de sangre 2 horas después de ingerir una carga oral de 75 g de glucosa. Las mediciones intermedias no se realizan de manera rutinaria, a menos que sea solicitado por el médico. Por este motivo se eliminó el término "curva de tolerancia a la glucosa". Además, el paciente no puede comer durante el examen y se recomienda informar al médico acerca del uso de medicamentos que pueden afectar los resultados del examen .

Con frecuencia se solicita la medición de los niveles de insulina (hormona producida por el páncreas que permite introducir la glucosa desde la sangre hasta las cada una de las células del cuerpo).

Cuando se suministra la glucosa por boca, la absorción desde el tracto gastrointestinal hacia la sangre continúa durante un lapso variable, que depende de la cantidad de glucosa suministrada. La máxima absorción de glucosa se estima en 0,8  g/kg de peso por hora.

 

La tolerancia a la glucosa suministrada por vía oral, mide el balance entre la velocidad de pasaje de la glucosa al fluido extracelular y su separación por la asimilación celular y la excreción urinaria, si la hubiere.

 

Por tanto, la prueba puede influirse no sólo por aquellos factores vinculados con la utilización de la glucosa, sino también por los que influyen en  su absorción.

 

Las pruebas intravenosas de tolerancia a la glucosa son poco comunes. Para realizar este tipo de prueba, al paciente se le inyecta por vía venosa una cantidad conocida de glucosa durante tres minutos, previa la medición de los niveles de insulina en la sangre en el minuto uno y en el tres.

 

Pruebas de tolerancia a la glucosa utilizando una dosis oral:

 

Teóricamente, durante 3 días anteriores a la realización de la prueba se administra al paciente una dieta que contiene, al menos 150 g de carbohidratos diarios. EI ayuno previo debe ser de 8 a 14 horas. La dosis de glucosa utilizada es de 75 g, diluidos en 300 cc de agua con o sin sabor, los cuales deben ser ingeridos a temperatura ambiente, en un período NO mayor a cinco (05) minutos. Por lo general se emplean soluciones preparadas y saborizadas estándar.

 

Dicha prueba debe reunir las siguientes condiciones:

  • Ayuno de 8 a 14 horas, aunque se puede ingerir agua.

  • Evitar restricciones en la dieta durante los 3 días previos (consumo mínimo de 150 g de carbohidratos al día). Las evidencias recientes sugieren conveniente consumir la noche anterior una comida con un contenido de al menos 30 a 50 g de carbohidratos.

  • Preferiblemente, no deben existir infecciones ni otras enfermedades intercurrentes que pudieran afectar la prueba. De existir, deben quedar registradas en el informe.

  • Debe interrumpirse (con indicación médica) aquellos medicamentos que pudieran alterar los valores de la glicemia, al menos 12 horas antes de la realización de la misma. De lo contrario, deberá quedar consignado en el informe.

  • Evitar cambios en la actividad física habitual durante los 3 días precedentes a la prueba.

  • Durante el transcurso de la prueba el paciente debe mantenerse en reposo y sin fumar.

  • NO debe practicar en pacientes con VIH+ que estén recibiendo inhibidores de la proteasa, en vista del alto número de resultados falsamente positivos.

Se extrae sangre venosa 2 horas después de la ingesta del azúcar, o según la solicitud del médico tratante para la determinación de la glicemia y opcional, simultáneamente para el nivel de insulina.

 

INTERPRETACIÓN

 

En condiciones normales la sangre en ayunas debe tener un nivel de glucosa inferior a 100 mg/dl.

 

Los valores sanguíneos normales son:

  • Ayunas: 60 a 100 mg/dl

  • 1 hora: menos de 200 mg/dl

  • 2 horas: menos de 140 mg/dl.

  • Entre 140 y 199 se considera que existe intolerancia a la glucosa y es un grupo que tiene mayor riesgo de desarrollar diabetes.

  • Los niveles por encima de 200 mg/dl indican un diagnóstico de diabetes.

Tabla 1: Criterios para el diagnóstico de trastornos de la regulación de la glucosa utilizando plasma o suero venoso(1)

  Glicemia en ayunas (mg/dl) Prueba de tolerancia oral a la glucosa (mg/dl)
Resultado NORMAL: < 100 < 140
Glicemia en ayuno alterada 100 - 125 No aplica
Intolerancia a la glucosa No aplica 140 - 199
Sangre total capilar ≥ 110 ≥ 200

(1) El plasma o suero debe separarse mediante centrifugación tan pronto se extraiga la muestra de sangre, para evitar la glicólisis que puede originar una subestimación de la glicemia real del paciente. Si esto no es posible, la muestra debe ser conservada entre 0° y 4°C hasta la separación del plasma o suero.

 

Los  criterios utilizados para  definir la condición de anormalidad de una curva de tolerancia ,se basan en el nivel o pico elevado alcanzado por la concentración sanguínea y la falta de retorno al nivel normal, 2 horas después de la ingestión de glucosa, siendo este último el más importante.

Un valor hipoglucémico (bajo de glicemia) de 3 a 5 horas después de la ingestión de la glucosa se observó en ciertos pacientes cuya curva de tolerancia era de tipo diabético, interpretándose un hiperinsulinismo, típico del estado diabético.

 

Referencias:

  • Lovine-Selva: El laboratorio en la práctica clínica. Tercera Edición. 1985
  • American Diabetes Association: Diagnosis and Classification of Diabetes Mellitus. Diabetes Care 28:S37-S42, 2005

 

Publicidad

 

 
 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 

Última actualización: marzo 04, 2014

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve