www.medicinapreventiva.com.ve  

Asfixia mecánica: Tratamiento

OBSTRUCCIÓN DE LA VÍA AÉREA SUPERIOR POR CUERPOS EXTRAÑOS.

INTRODUCCIÓN
CAUSAS DE ASFIXIA MECÁNICA
RECONOCIMIENTO DE LA OBSTRUCCIÓN
Tratamiento de la obstrucción de la vía aérea superior

Inicio

Servicios

Chequeo Preventivo

Pierda peso!

Preop. Express!

Eval. Preoperatoria

Preguntas frecuentes

Directorio

Enlaces

Contáctenos

El tratamiento de la obstrucción de la vía aérea superior continúa siendo un tema de controversia ya que no existen modelos adecuados y representativos de la situación clínica de aceptación global.

La compresión vigorosa abdominal subdiafragmática (Maniobra de Heimlich), se recomienda como medida orientada a la expulsión de cuerpos extraños obstruidos en la vía aérea.

La elevación del diafragma condicionada, forzará la salida del aire de los pulmones creando una fuerte tos artificial, necesaria para la expulsión del cuerpo extraño.

Pudieran llegar a necesitarse varios intentos para desobstruir la vía aérea, debiendo considerarse el posible daño a órganos internos intra-abdominales.

Para ello,  las manos del rescatador deberán colocarse en la región epigástrica, (del griego epigastrion; de epí, sobre y gaster, vientre: Región superior y media del abdomen, debajo del apéndice xifoides del esternón y entre los rebordes costales inferiores, en la línea media por encima del ombligo). 

Maniobra de Heimlich

En una VÍCTIMA CONSCIENTE, el rescatador deberá posicionarse detrás de la víctima, rodeándola con sus brazos a nivel de la cintura. Deberá colocar una de sus manos empuñada y dirigir el extremo correspondiente al primer dedo (pulgar), contra el abdomen de la víctima, para ser envuelta por la otra y poder hacer presión rápida y vigorosa hacia arriba. 

Una víctima consciente puede autoaplicarse la maniobra, para lo que deberá colocar sus manos en la misma posición descrita y presionar con fuerza hacia adentro y arriba, apoyándose, si es necesario, contra una superficie firme. 

Maniobra de Heimlich en víctima consciente.

En situaciones especiales, como obesidad extrema o embarazo de la víctima, las manos del rescatador deberán colocarse y comprimir sobre el tercio medio del esternón, rodeando con sus brazos el tórax de la víctima.

En VÍCTIMAS INCONSCIENTES, éstas deberán posicionarse en decúbito dorsal (posición supina), el rescatador arrodillarse a su lado o a horcajadas sobre la víctima y colocar ambas manos entrecruzadas sobre el sitio descrito del abdomen de ésta. 

Deberá presionar a continuación con movimientos rápidos y vigorosos hacia la cabeza de la víctima, repitiéndose la maniobra, si fuera necesaria, entre 6 y 10 veces. 

Maniobra de Heimlich en víctimas inconscientes

Esta técnica también puede ser utilizada en víctimas conscientes, cuando el rescatador, por su contextura física, no pueda rodear con sus brazos a la víctima.

Con la maniobra, también pudiéramos condicionar regurgitaciones, lo que particularmente en una víctima inconsciente, puede ser causa de broncoaspiración.

A continuación, se deberá practicar una maniobra de barrido, para lo que se abrirá la boca de la víctima, sujetando con una mano, simultáneamente la lengua y el maxilar superior. 

El dedo índice de la otra mano, flexionado, se introducirá en la boca de la víctima, recorriendo la superficie interna de las mejillas y la garganta hasta por detrás de la base de la lengua, tratando de remover el cuerpo extraño. 

Maniobra de barrido

Es importante NO INTENTAR LA MANIOBRA DE BARRIDO EN VÍCTIMAS CONSCIENTES, ya que hay posibilidad de obstruir más el cuerpo extraño, así como el rescatador sufrir lesiones por mordeduras.
 

SECUENCIA RECOMENDADA EN OBSTRUCCIÓN DE LA VÍA AÉREA SUPERIOR:

     

    1. Identificación de la situación. 
      
    2. Aplicación de la Maniobra de Heimlich. 
      
    3. Ejecute la maniobra de barrido y active los sistemas de emergencia. 
      
    4. Abra la vía aérea e inicie las maniobras de R.C.P.. 
      
    5. Si es imposible ventilar a la víctima, repita los pasos 2 y 3. 
      
    6. Trate nuevamente de ventilar a la víctima. 
      
    7. De fallar los intentos, repita los pasos 2, 3 y 4 hasta que reciba ayuda especializada. 
     

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • López Nouel, Roberto: Médidas básicas de reanimación cardio-pulmonar. Centro Médico Docente La Trinidad. Fondo Editorial Interfundaciones.

  • Tintinalli, Judith: Emergency Medicine. A Comprehensive Study Guide. Mc.Graw Hill. Fourth edition. International edition. 1.996.

  • González Cisneros, José: Medicina de emergencia prehospitalaria. Fundación Post-grado de medicina de emergencia. 1.990.

  • SALVAT: DICCIONARIO TERMINOLÓGICO DE CIENCIAS MÉDICAS. Undécima Edición. 1.974.

 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 

Publicidad
 
Publicidad
 
Publicidad

 

Última actualización: enero 19, 2013

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve