www.medicinapreventiva.com.ve  

¡Ojo con la mesoterapia!

H

ace más de dos años que se han hecho públicas denuncias contra los tratamientos de mesoterapia, a los que se ha culpado de causar infecciones en la piel de quienes se someten a ellos. En el brote actual de infección por micobacterias, que ha afectado al menos a 200 personas que se sometieron a procedimientos de mesoterapia en todo el país, el dedo acusador apunta a un producto denominado Lipo barrido alemán. El Ministerio de Salud y Desarrollo Social aplicará todo el peso de la ley a aquellos centros donde se realizan prácticas de estética no autorizadas como la mesoterapia y en las cuales se investiga la aplicación de medicamentos que no poseen registro sanitario.

Inicio

Servicios

Chequeo Preventivo

Preoperatoria Express!

Evaluación Preoperatoria

Preguntas frecuentes

Directorio

Enlaces

Contáctenos


 

En los últimos años, se ha incrementado en forma considerable el uso de técnicas estéticas con el fin de remodelar el cuerpo femenino y masculino. Entre las más utilizadas está la mesoterapia, que involucra la inyección intradérmica de sustancias que modulan el metabolismo de los tejidos derivados del mesodermo y que estimulan la dermis y el tejido celular subcutáneo. Los compuestos inyectados varían dependiendo de la fisiopatología del proceso a ser tratado.

La técnica de la mesoterapia fue desarrollada hace más de 50 años por un médico francés para controlar dolores y enfermedades, no para tratamientos de belleza. La acción sobre los tejidos derivados del mesodermo era tan importante, que decidieron darle el nombre de mesoterapia, convirtiéndola en un concepto terapéutico nuevo que intenta aproximar el lugar de tratamiento al lugar de la patología.

Para el tratamiento estético se inyectan todo tipo de sustancias, la mayor parte de ellas sin un control sanitario adecuado: vasodilatadores, enzimas, vitaminas, aminoácidos, colágeno, hierbas e incluso productos tales como extractos de placenta y de tiroides.

Hace más de dos años que se han hecho públicas denuncias contra los tratamientos de mesoterapia, a los que se ha culpado de causar infecciones en la piel de quienes se someten a ellos. Los signos y/o síntomas de la infección por micobacterias atípicas se pueden presentar pocos días después de haberse aplicado la mesoterapia e incluso ocho meses más tarde, con la aparición de nódulos y abscesos purulentos, donde se aplicó la inyección.

Las infecciones pueden producirse por productos contaminados o deficientes condiciones de antisepsia en la aplicación de las inyecciones. Para detectar las relacionadas con este tipo de micobacterias es necesario realizar pruebas especiales. El diagnóstico etiológico de estas patologías no es fácil y generalmente se basa en el hallazgo bacteriológico y mediante técnicas de cultivo. En este sentido, durante los últimos años, las técnicas de diagnóstico basadas en la biología molecular, particularmente aquellas derivadas de la PCR, se han convertido en una importante herramienta de apoyo. Los resultados pueden obtenerse hasta 40 días después de hacer el cultivo.

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social aplicará todo el peso de la ley a aquellos centros donde se realizan prácticas de estética no autorizadas como la mesoterapia y en las cuales se investiga la aplicación de medicamentos que no poseen registro sanitario. Entre las violaciones en las que habrían incurrido estos centros está el uso de productos que no están registrados o que son ilícitos y la contratación de personal sin preparación y su administración en locales no autorizados para aplicar estos tratamientos.

El anuncio lo hizo el pasado 4 de mayo el director de Contraloría Sanitaria de ese despacho, quien explicó que la mesoterapia, no ha sido autorizado por el despacho y que se someterá a averiguación a los sitios donde se realiza.

En el caso del actual brote de micobacterias, que ha afectado al menos a 200 personas en todo el país, el dedo acusador apunta a un producto denominado Lipo barrido alemán, que según explica el Dr. Jacobus de Waard, del Instituto de Biomedicina, se sospecha que ha venido, como contrabando, de Colombia.

Hasta la fecha no se han reportado fallecimientos como consecuencia de estas prácticas, pero sí pasan de 200 los casos con afectaciones por esta causa. Los tratamientos son a largo plazo. En la mayoría de los casos es una combinación de medicamentos específicos con el drenaje de las lesiones. A veces requieren de intervenciones quirúrgicas y de cirugía plástica. De acuerdo a un estudio del Instituto de Biomedicina, organismo adscrito al Ministerio de Salud y Desarrollo Social, los pacientes para poder recuperar parte de las lesiones necesitan tratamientos con antibióticos de 6 a 16 meses, drenaje quincenal o mensual de las lesiones, dependiendo de la severidad de las mismas y en algunos casos cirugía para remover el tejido infectado.

El Instituto de Biomedicina de la UCV realiza gratuitamente las pruebas para detectar las infecciones por micobacterias asociadas a la mesoterapia. Los afectados pueden comunicarse por los teléfonos 0212-8607095 y 8605326.

Se ha observado que las lesiones de piel originadas por micobacterias del medio ambiente, como resultado de traumas en la piel, son cada vez más frecuentes. Desde 1936 se describen en la literatura abscesos ocasionados por micobacterias de crecimiento rápido después de la administración de vacunas y drogas, así como de productos no reconocidos o aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA). En la mayoría de los casos se han involucrado como agentes causales a Mycobacterium fortuitum , Mycobacterium abscessus y Mycobacterium chelonae, las cuales están presentes en el medio ambiente y han sido aisladas de aguas potables y residuales, así como del suelo y el polvo. En 1998, estas especies fueron señaladas en infecciones adquiridas por pacientes sometidos a cirugía estética (liposucción, lipoescultura y mamoplastia), implicándose como fuente de infección a la solución de violeta de genciana utilizada en el marcaje. También se ha reportado un caso de infección por M. bovis BCG después de mesoterapia.

Gonzalez, F. y colaboradores presentaron 11 casos de pacientes de sexo femenino con rango de edad entre los 19 a 67 años, a quienes se les inyectó en diversas oportunidades, como tratamiento reductor, una sustancia denominada ¨lipotrofina”, constituida por una mezcla de solución fisiológica, aminofilina y lidocaína. Uno o dos meses después de la aplicación de la sustancia, los pacientes presentaron nódulos eritemato-violáceos en número variable, dolorosos, con contenido sero-purulento, localizados en las áreas de inoculación. Ocho de las pacientes habían recibido tratamiento con quinolonas y macrólidos durante dos meses aproximadamente, sin mejoría clínica de la sintomatología. Las otras tres pacientes no habían recibido tratamiento.

En 5 de las 9 muestras de secreción purulenta estudiadas mediante coloración de Gram se observaron abundantes polimorfonucleares (PMN), bacilos grampositivos cortos, delgados y bacilos grampositivos débiles, delgados. En la coloración de Ziehl Neelsen (ZN), se detectaron bacilos ácido-alcohol resistentes (BAR), curvos, cortos, delgados y BAR débiles.

Las cepas presuntamente identificadas como Nocardia spp y Mycobacterium spp , fueron posteriormente identificadas a nivel de especie en los Departamentos de Micología y Bacteriología del Instituto Nacional de Higiene y en el Laboratorio de Micobacterias de División de Tuberculosis y Enfermedades Pulmonares Ministerio de Salud y Desarrollo Social como Nocardia brasiliensis y Mycobacterium chelonae respectivamente. La colonia que contenía la mezcla de dos tipos de BAR, también se sometió a estudios de PCR, obteniéndose amplificación positiva específicas del complejo tuberculoso y de M. tuberculosis respectivamente.

Debido a estos hallazgos, las pacientes fueron incluídas en el tratamiento antituberculoso recomendado por el Programa Nacional de Control de Tuberculosis, con buena respuesta terapéutica, sin efectos colaterales de importancia. El tratamiento se hizo extensivo a las demás pacientes y en todas ellas la respuesta fue satisfactoria.

Las infecciones cutáneas por micobacterias no tuberculosas (MNT), generalmente son causadas por micobacterias del medio ambiente como M.chelonae , M.fortuitum y M. abscessus, entre otras. Estas infecciones ocurren a menudo como complicaciones posteriores a heridas postquirúrgicas, inoculaciones accidentales o por inyecciones de vacunas o drogas contaminadas. El aislamiento de M. chelonae en las muestras estudiadas concuerda con estos reportes, y podría asociarse a la contaminación de la sustancia inyectada. Los casos aquí expuestos, demuestran la existencia de infecciones mixtas por micobacterias y nocardias, derivadas del tratamiento de la obesidad por mesoterapia.

En otro estudio se reportaron infecciones con micobacterias no tuberculosas en tejido blando de 31 pacientes, ocurridas a consecuencia de la mesoterapia. Las partes del cuerpo mas afectadas fueron rostro, glúteos, abdomen y muslos. Los brotes, involucrando hasta 15 pacientes, pudieron ser distinguidos, porque estos pacientes habían sido tratados por el mismo médico o cosmetóloga, empleando el mismo producto. La técnica Pulse Field Gel Electroforesis confirmo que tres brotes, dos en Caracas y uno en Nueva York, fueron causados por el mismo producto, el cual estaba contaminado con micobacterias. En adición a los resultados clínicos y analíticos obtenidos, una nueva especie de Mycobacterium, anteriormente no descrito, fue aislada de un paciente y nombrada M. Oesypum.

En vista de todo esto, es recomendable tener prudencia y evitar la realización de procedimientos médicos por personal no médico, particularmente en locales no aptos tales como gimnasios, peluquerías, etc. así como también evitar la aplicación de productos que no tengan el debido control sanitario, ya que las consecuencias pudieran ser nefastas.

 

Referencias:

 

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Publicidad

 
Publicidad
 

 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 

Última actualización: noviembre 30, 2013

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve