www.medicinapreventiva.com.ve  

  

Bronquitis Aguda

L

a bronquitis aguda es un trastorno clínico mal definido pero común, causado por la inflamación de la tráquea y los bronquios en personas previamente sanas. Este síndrome suele atribuirse a agentes infecciosos, aunque quizá sea difícil diferenciarlo de la inflamación del árbol traqueobronquial por irritantes inespecíficos, como polvo y humo. La bronquitis aguda no debe confundirse con la exacerbación de una bronquitis crónica, porque el manejo es diferente.

 

Inicio

Servicios

Chequeo Preventivo

Preoperatoria Express!

Evaluación Preoperatoria

Preguntas frecuentes

Directorio

Enlaces

Contáctenos

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Los agentes infecciosos que causan traqueobronquitis aguda en niños mayores y adultos incluyen: virus de la influenza tipos A y B, virus parainfluenza, virus sincicial respiratorio, adenovirus, rinovirus y otros. Como agentes infecciosos no virales se incluyen el Mycoplasma pneumoniae, la Bordetella pertusis y la Chlamydia pneumoniae. El papel del Streptococcus pneumoniae y del Haemophilus influenzae no es fácil de confirmar debido a que estos patógenos son residentes comunes de las vías respiratorias superiores.

La traqueobronquitis infecciosa aguda se presenta con frecuencia con tos (al inicio no productiva pero después productiva de esputo mucopurulento) y molestia subesternal que empeora al toser. Con frecuencia, los síntomas de infección de vías respiratorias superiores preceden a las manifestaciones de traqueobronquitis y se sobreponen a ellas.

La bronquitis aguda generalmente sigue a una infección respiratoria viral. Al principio, afecta la nariz, los senos paranasales y la garganta (malestar, coriza, cefalea, odinofagia y ronquera) y luego se propaga hacia los pulmones (el síntoma más importante es la tos persistente, seca). Algunas veces, uno puede contraer otra infección bacteriana (secundaria) en las vías respiratorias. Esto significa que, además de los virus, las bacterias infectan las vías respiratorias.

Los síntomas de cualquier tipo de bronquitis son, entre otros:

  • Tos que produce moco. Si es de color verde amarillento, es más probable que se tenga una infección bacteriana.

  • Fatiga

  • Fiebre, usualmente baja

  • Dificultad respiratoria agravada por el esfuerzo o una actividad leve

  • Sibilancias

Los datos físicos son mínimos o no existen. Los roncus que pueden desaparecer después de tos productiva y sibilancias son evidentes. No hay signos de consolidación pulmonar. Los exámenes de laboratorio señalan un recuento normal o ligeramente elevado de glóbulos blancos, sin neutrofilia. La radiografía de tórax es normal. La espirometría puede ser de gran ayuda en el diagnóstico de la condición general del paciente, así como del patrón espirométrico del paciente, que va a ayudar significativamente en el tratamiento

.La fiebre suele ser mínima, o no existe, excepto en casos de influenza. El examen radiológico de tórax debe reservarse para pacientes en quienes se sospecha influenza, que padecen una enfermedad pulmonar obstructiva crónica subyacente y en quienes los datos físicos sugieren neumonía.

Si usted fuma, podría disminuir el número de cigarrillos que consume o dejar de fumar del todo. Esto ayudará a que su árbol bronquial sane más rápido.

CARACTERÍSTICAS DE LA BRONQUITIS AGUDA

Tipo de Bronquitis

Síntomas

Duración

Etiología

Bronquitis Aguda
  • Tos
  • Esputo mucoso
  • Antecedente de infección de las vías superiores
1-2 semanas Usualmente viral
Exacerbación de una bronquitis crónica
  • Incremento de la tos
  • producción de esputo en forma crónica
  • Disnea
  • No hay antecedentes de una infección previa de las vías aéreas superiores
1-2 semanas Usualmente bacteriana

Debe acudir al médico especialmente si:

  • Usted presenta dificultad respiratoria, dolor torácico o tos intensa especialmente de noche o cuando está activo.

  • Usted continúa tosiendo por más de 4 días con expectoración particularmente amarillenta o verdosa.

  • Tiene tos, se siente muy enfermo y débil, y tiene una fiebre alta que no le baja (Usualmente los pacientes mayores NO presentan fiebre)

  • Presencia de expectoración sanguinolenta o hemática franca.

  • Sufre una enfermedad crónica subyacente, como cardiopatía o neumopatía

Las siguientes condiciones pueden empeorar la bronquitis:

  • La contaminación atmosférica

  • Las alergias

  • Ciertas ocupaciones (como la extracción de carbón, la fabricación de textiles o la manipulación de granos)

  • Las infecciones

El tratamiento es sintomático y dirigido a controlar la tos, molestia torácica y fiebre. Si hay opresión torácica o sibilancias puede intentarse un broncodilatador inhalado, como metaproterenol o albuterol, medicamentos que usualmente se usan para tratar asma. Estos medicamentos ayudan a abrir los bronquios y a eliminar el moco. Usualmente se administran con un inhalador. Un inhalador atomiza el medicamento justo dentro del árbol bronquial. Su médico decidirá si este tratamiento es apropiado para usted. En estos casos una espirometría es de vital importancia.

Los descongestionantes y los antihistamínicos que alivian los síntomas como la rinorrea, deben usarse con cuidado puesto que, eventualmente, desecan las secreciones bronquiales dificultando su eliminación.

No deben usarse antibióticos en forma rutinaria. Sólo están indicados si hay signos y hallazgos de una sobreinfección bacteriana. En este caso, la antibioticoterapia se fundamenta en los hallazgos del Gram de esputo; si esto no es posible, el juicio y la experiencia clínica se imponen, así como la elección del antibiótico contra el gérmen con la mayor probabilidad de ser el causante, de acuerdo a las características del paciente y a su condición de base.

La tos seca persistente después de la eliminación de los otros síntomas de traqueobronquitis debe alertar al clínico respecto a un posible diagnóstico de variante tusígena del asma.

La mayoría de los casos de bronquitis aguda desaparecen por cuenta propia después de unos pocos día o una semana. Algunas veces, la tos de la bronquitis aguda dura varias semanas. Usualmente esto sucede porque el árbol bronquial se está tomando bastante tiempo para sanar. Sin embargo, una tos que no desaparece puede ser una señal de otro problema como asma o neumonía.

 

 

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier

Medicina Interna
 
Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.
Caracas. Venezuela.
: @rigotordoc
 
Última actualización: noviembre 30, 2013

 

Publicidad

 
Publicidad
 

Publicidad

Inicio  Servicios  Temas de salud  Preguntas frecuentes  Directorio  Enlaces  Contáctenos

Primeros Auxilios   Significado de los exámenes de laboratorio clínico

Búsqueda avanzada

Formatos para control de parámetros clínicos

Términos legales y condiciones para el uso de los recursos en línea


Publicidad

© Derechos reservados.

medicinapreventiva.com.ve